Recuerdos de la infancia en Las Pedroñeras: Eran los años 40 | Las Pedroñeras

Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (59) Álbumes y cromos (4) Anécdotas (5) Antropología médica (2) Arqueología (4) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (22) Chozos (4) Creencias pedroñeras (3) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (40) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (12) Fiestas (19) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (2) Foto semanal (11) Fotografías y postales (50) Fotos del Lugar (8) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (83) Historia pedroñera (163) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (10) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (11) La sección de Fabián (204) Libros (2) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (84) Literatura sobre Pedroñeras (37) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (42) Microrrelatos (9) Miscelánea (9) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (12) Naturaleza en Pedroñeras (8) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (19) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (20) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (74) Poesía (1) por Pedro Sotos (1) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (6) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (10) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (74) Usos y costumbres pedroñeras (15) Varios (10) Viajecetes (11) Vídeos (16) Virgen de la Cuesta (6)

domingo, 14 de julio de 2019

Recuerdos de la infancia en Las Pedroñeras: Eran los años 40



por Pedro Sotos Gabaldón

Mi infancia transcurrió en las calles aledañas a la plaza de Las Pedroñeras. Cuando salía de casa, mi madre, la hermana Pascuala "la Huevera", me decía con mucho énfasis:,"Ten cuidao, no te vaya a pillar un carro". Recuerdo que los amiguetes nos juntábamos para jugar en la calle, que era lo que nos encantaba. Jugábamos al fútbol en cualquier calle, en cualquier esquina, en la plaza... El balón lo "forjábamos nosotros, con papeles o trapos viejos y lo atábamos con una cuerda o tomiza. También jugábamos al marro, al francis, a los tres marinos en el mar y otros muchos juegos, como a la pelota a mano (el dale le decíamos) y de frontón teníamos las paredes de la iglesia, en la parte de atrás y entre capillas. También hacíamos algunas travesuras, como saltarnos las paredes del toril (que hoy es callejoncillo tras la torre de la iglesia) y, una vez dentro, hacer de las nuestras. Éramos unos trastos, pero sin maldad. Nos gustaba pasar a la iglesia para subir y bajar las escaleras de caracol de la torre. El maestro Valentín, que tocaba las campanas como los propios ángeles nos echaba fuera de la iglesia. Al paso de los años, el maestro Valentín pasó el testigo a su alumno Juan Tomás


La noche de la misa del gallo, la iglesia se ponía de bote en bote y nos gustaba meternos entre la gente para ocultarnos hasta encontrarnos unos con los otros. ¡Era una pasada! Éramos felices con muy poco. A mí, me llamaba mucho la atención la cancela que había al entrar a la iglesia. 

Al pasar, nos encontrábamos con un recibidor, que tenía una puerta con dos hojas muy altas, que se abrían para adentro y solo se abrían para sacar a los santos los días de fiesta. A los lados había otras dos puertas más pequeñas, una que se dirigía al altar mayor, por donde pasaban el señor cura, el sacristán y las autoridades del pueblo. Otra a la izquierda, para los feligreses que se dirigían a la pila del agua bendita para santiguarse. Al otro lado de la iglesia, había otra puerta, similar a la puerta principal; a esa puerta la llamaban la "puerta chica". 

Esta puerta estaba cerrada todo el año ya que solo se abría en Semana Santa para entrar a la Virgen María, Jesús Nazareno y San Juan, que salían del santo sepulcro y bajaban por la calle Fray Luis de León y se encontraban con el Cristo de la humildad, que venía de su ermita y entraban juntos para salir por la principal, por donde salían todos los simpecaos a la procesión. Esta puerta ahora se utiliza también para sacar a los difuntos. ERAN LOS AÑOS CUARENTA


No hay comentarios:

Publicar un comentario