El sonido B en el habla pedroñera: Bes que aparecen y bes que desaparecen | Las Pedroñeras

Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (59) Álbumes y cromos (4) Anécdotas (5) Antropología médica (2) Arqueología (4) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (22) Chozos (4) Creencias pedroñeras (3) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (40) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (12) Fiestas (19) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (2) Foto semanal (11) Fotografías y postales (50) Fotos del Lugar (8) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (83) Historia pedroñera (163) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (10) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (11) La sección de Fabián (204) Libros (2) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (84) Literatura sobre Pedroñeras (37) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (42) Microrrelatos (9) Miscelánea (9) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (12) Naturaleza en Pedroñeras (8) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (19) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (20) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (74) Poesía (1) por Pedro Sotos (1) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (6) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (10) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (75) Usos y costumbres pedroñeras (15) Varios (10) Viajecetes (11) Vídeos (16) Virgen de la Cuesta (6)

sábado, 23 de noviembre de 2019

El sonido B en el habla pedroñera: Bes que aparecen y bes que desaparecen


Hablábamos el otro día de la desaparición del sonido [d] en algunas palabras pedroñeras (aún nos falta rematar ese artículo, pues hay muchos otros contextos a los aludidos donde ese sonido se pierde en nuestra habla. Pero, por cambiar de tercio, he pensado que podría hoy dar unas pinceladas sobre otro de los sonidos que merece un comentario fonético en el mismo sentido que el anterior. Me refiero al sonido [b], que, como sabéis, unas veces se escribe con be y otras con uve en español.


Pasa con ese sonido que también lo hacemos desaparecer en ocasiones cuando hablamos en auténtico pedroñero. Otras, en cambio, lo que hacemos es añadirlo en palabras que no lo contienen. De todo eso hablaremos a continuación, aunque un estudio completo tenéis en ese estudio gramatical incluido en ese librote titulado El habla de Las Pedroñeras.

En muy pocas ocasiones el sonido [b] lo eliminamos cuando una palabra comienza por él (aféresis se llama este fenómeno). No obstante, he encontrado algunas en que sí lo hacemos:

¡VÁMONOS! > ¡Ámonos!
¡VAMOS! > ¡Amos!
¡VENGA! > ¡Enga!
VULPIANO> Ulpiano (es un nombre de persona, un antropónimo)


Otras veces lo hacemos desaparecer en medio de la palabra (síncopa). Veamos unos ejemplos:

ABSOLUTO > Absoluto
OBDULIA > Odulia (es un antropónimo)
OBJETO > Ojeto
SUBSIDIO > Susidio
SUBVENCIÓN > Suvención

NUBLO > Nulo
VILLAROBLEDO > Villarroledo

REBINAR > Reinar ('reflexionar, pensar de continuo en una cosa')

TAMBIÉN > Tamién


Otras veces, lo que hacemos es que añadimos el sonido [b] en palabras que no lo llevan. Puede ser al principio, aunque de este caso solo he encontrado un caso (HURRACA > Burraca) o en medio. De estos últimos tenemos más ejemplos:

AHOCIARSE > Abocicase
COHOMBRO > Cobombro
COHETE > Cobete

PÚA > Púa
SAÚCO > Sabuco
TOALLA > Toballa

CARAMELO > Carambelo
CARAMILLO > Carambillo
ESCARAMUJO > Escarambujo

¿Interesante, no? Ya os hablaré de otros fenómenos de este tipo en el habla de nuestro pueblo, fenómenos que han traído como resultado unas palabras que, poco a poco (¡ay!) nos van abandonando, pero que han formado parte de nuestra particular manera de emplear el castellano.

Dos ejemplares me quedan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario