Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (74) Historia pedroñera (139) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (165) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (53) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (4) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (16) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (45) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (10) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

sábado, 3 de enero de 2015

Las Pedroñeras y el General Borrero: Datos biográficos al hilo de su muerte por suicidio



Ya os he hablado en otras ocasiones al respecto del casamiento del hijo del ministro Mendizábal, Rafael Álvarez-Mendizábal y Alfaro con la pedroñera Salomé Cañavate y Peña allá por julio de 1841. De este matrimonio nacieron cuatro hijos: Josefa, Juan de Dios, Beatriz y Teresa. Beatriz se casaría con el general Amarelle (ver AQUÍ todo lo referente a este general que da nombre a una calle en Pedroñeras) y Teresa con el teniente general Francisco Borrero y Limón. El militar moriría en trágicas circunstancias a los 68 años según os narraremos en otro artículo. Había nacido en la localidad de Cartaya (Huelva), hijo de Juan Alonso Borrero Ponce y Mª Dolores Limón Rubio. 


Tras su muerte se publicó en la prensa española la siguiente semblanza del conocido como "general Borrero", aunque nunca llegase a tener tal rango. Desde el año 1900 este famoso militar tiene calle en Las Pedroñeras en sustitución de "La Carretera", que era como hasta entonces se llamaba.


El teniente general D. Francisco Borrero y Limón había nacido el 25 de febrero de 1840. Contaba pues sesenta y ocho años de edad cuando murió, y pertenecía a una distinguida familia andaluza. El último cargo que tuvo fue el de capitán general de Aragón. Figuró también en política, siendo diputado a Cortes por el distrito de San Clemente, y senador por la provincia de Cuenca.

La intervención del general Borrero en la política, especialmente desde que, con los sucesos del 19 de septiembre de 1886, se planteó de nuevo, y con cierto carácter agudo, el problema militar, fue bastante activa, adquiriendo en este terreno su personalidad bastante relieve, sobre todo después de la muerte del general Cassola, que fue el caudillo de los elementos reformistas.

Su actitud política dio lugar a múltiples incidentes, y distanciados enormemente los generales Martínez Campos y Borrero, surgió entre ellos una cuestión personal que fue ventilada por las armas sin que, por fortuna, tuviese consecuencias desagradables. [Se habla encubiertamente de un duelo].

El general Borrero ejerció diferentes mandos militares, y el alguna ocasión se creyó muy probable su entrada en el ministerio de la Guerra.

Procedía del Arma de Infantería, y alcanzó el grado de teniente general en noviembre de 1892. Estaba en posesión de las grandes cruces del Mérito Militar y San Hermenegildo. Actualmente [día de su muerte] se encontraba en situación de cuartel.

De su matrimonio tenía una hija, con quien vivía en la calle del Conde de Aranda, y tres hijos que pertenecían también a la carrera militar. Uno de estos es Capitán de Caballería y otro de Infantería. El tercero es teniente de esta Arma y se encuentra destinado fuera de Madrid.


Otros datos de interés que nos ofrece, en este caso, la Wikipedia:

Tras la mesa, junto a Romero Robledo, en 1900, en la inauguración del nuevo Círculo Romerista.


Tomó parte activa de la Saguntada en 1874, pronunciamiento que supuso la Restauración Borbónica y el fin de la Primera República Española. En noviembre de 1880 fue enviado a Cuba, y, en mayo de 1881 fue nombrado comandante general de Vuelta Abajo y gobernador civil de la provincia de Pinar del Río.

En julio de 1882 regresó a la península y fue rápidamente destinado a Filipinas, donde fue nombrado gobernador político militar interino de Mindanao en marzo de 1884, y gobernador político militar de la provincia de Cavite en febrero de 1885. En relación a la crisis de Filipinas, Borrero afirmó que «con cada reforma debe mandarse un batallón peninsular: allí no hay más que dos sistemas: o la fuerza moral o la fuerza material». En marzo de 1887 presentó la dimisión de sus cargos y retornó de nuevo a la península, donde fue promocionado a mariscal de campo. Con el tiempo desarrolló una profunda animadversión hacia el general Martínez Campos, su «enemigo personal». Según un artículo de Le Figaro hacia 1892 Cánovas y Borrero habrían tejido una conspiración en contra de la regente María Cristina. 

Borrero —que padecía cáncer de estómago— se suicidó el sábado 21 de marzo de 1908. Fue enterrado en el cementerio de San Justo a las seis de la tarde del 22 de marzo.

Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario