Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (16) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (140) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (171) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (22) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (46) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

sábado, 27 de junio de 2015

Presentación de Belén Gopegui por Fabián Castillo en Leganés




por Fabián Castillo Molina



Las Pedroñeras tuvo su protagonismo en el acto cultural celebrado el pasado lunes día 8 de junio en el Centro Municipal de la Mujer Rosa Luxemburgo, de Leganés, Madrid.

El pasado lunes día 8 de junio tuvo lugar en el Centro Municipal de la Mujer Rosa Luxemburgo, de Leganés una charla coloquio entre la escritora madrileña Belén Gopegui, las 24 lectoras y 2 lectores miembros del Club de Lectura Madame Bovary, dirigido por el profesor Juan Bueno Ortega. La charla tuvo lugar tras haber sido protagonista durante dos meses el libro La conquista del aire de la autora citada y una vez vista la película Las razones de mis amigos, de Gerardo Herrero, basada en dicha novela. La presentación de la escritora estuvo a cargo de Fabián Castillo Molina, en cuyo texto resaltó el nombre de Las Pedroñeras y el acto celebrado en el Auditorio Municipal el 4 de septiembre de 2001, en el que Fabián tuvo la oportunidad de conocer a Belén Gopegui.

El Club de Lectura Madame Bovary celebra así el décimo aniversario de su andadura, con éxito de público lector en continuo ascenso. Durante estos diez años se han leído y analizado pormenorizamente más de cincuenta obras literarias de primer orden, de autores escogidos de diversas nacionalidades y países. Se ha creado también un vínculo amistoso entre los participantes digno de reseñar.

Por el interés que puede tener para varios paisanos pedroñeros el hecho de aparecer ligado el nombre de su pueblo, Las Pedroñeras, a nombres como Rosa Luxemburgo, Madame Bovary, Belén Gopegui, Universidad de California, San Diego, Gerardo Herrero, Ángeles Gonzalez Sinde, etc., más todo lo dicho sobre cine y literatura y mucho más, traemos aquí a continuación el contenido de la presentación citada más arriba, no sin antes reproducir las palabras de Belén Gopegui sobre el artículo publicado en el blog de Las Pedroñeras titulado "Un cuento del pueblo para el pueblo que me puso un nudo en la garganta".

“Pero muchímas más gracias aún por ese hermosísimo texto tuyo que me ha emocionado un montón. Estoy conmovida, gracias de corazón, Fabián.”


La presentación de la escritora en el club de lectura fue la siguiente:

“Buenas tardes:

Juan Bueno, nuestro querido profesor, me ha pedido que haga una presentación de Belén Gopegui y, aunque no soy presentador ni tengo práctica de hablar en público, no he podido negarme, por las razones que daré a continuación en las líneas que he preparado para leer. 

Conocí a Belén Gopegui en 2001, por un gesto de generosidad que tuvo, de esos que tienen la virtud de no ser olvidados. Ella, escritora entonces ya veterana y reconocida, se ofreció a presentar un humilde libro que había llegado a sus manos a través de Constantino Bértolo, profesor y tutor que yo tuve en La escuela de Letras de Madrid, de la calle Factor 5 a mediados de los 90. Sin duda el libro debió caerle bien a Belén (sus razones tendría); el autor era un completo desconocido. Hizo la presentación de una manera tan original e imprevista para el autor, que él apenas tuvo fuerzas para decir algo y leer unos minutos ante el público que había acudido al acto y salir del aprieto dignamente. Aquella presentación quedó en la memoria de los presentes y sigue estando viva para otros que han tenido ocasión de leerla recientemente. Esto ocurría el 4 de septiembre en el Auditorio Municipal de las Pedroñeras (Cuenca), durante la celebración de sus fiestas patronales.

Desde aquel año he seguido todas las publicaciones de Belén Gopegui y tengo la certeza de estar ante una escritora valiente, comprometida, una mujer de las que luchan por lo que creen y lo hace desde la literatura. En definitiva, una mujer fiel a sus ideas. Nuestra invitada es de las que, a pesar de las dificultades, siguen adelante sin desfallecer, con el convencimiento de que su obra logrará de alguna manera ayudar a cambiar a mejor el estado de las cosas.

Añado a continuación unas palabras de Luis Martín-Cabrera de la Universidad de California, parte de la presentación en el libro titulado Un pistoletazo en medio de un concierto (acerca de escribir de política en una novela), que recoge la conferencia íntegra de la autora. Fue editado por la Universidad Complutense de Madrid. Creo que las líneas de Martín Cabrera son suficientemente significativas y que presentan a Belén Gopegui mucho mejor de lo que puedo hacerlo yo. Digamos que deja clara la relevancia internacional de nuestra invitada.

Decía entre otras cosas los siguiente:

“En septiembre de 2006, se encargó al director del departamento de literatura de la Universidad de California, San Diego y a la sección de español del departamento hacer una lista de candidatos entre escritores, críticos y cineastas, a fin de seleccionar el representante español que habría de intervenir en la celebración de la prestigiosa serie de conferencias financiadas por el legado de James K. Blinder. Tal como quedaba estipulado en la donación, los conferenciantes debían alternarse por riguroso orden entre Francia, Alemania, Italia y España. Hasta el momento se había contado con la participación de Tzvetan Todorov, Klaus Cherpe y Gianni Celati. Le tocaba el turno a España por primera vez y la candidatura de Belén Gopegui fue aceptada de manera unánime.

En primer lugar el comité quiso reconocer el modo en que Belén Gopegui aborda las complejas relaciones de la literatura con su tiempo, insólito en el campo de las letras españolas porque se aleja del voluntarismo al uso sin renunciar, por ello, a que la novela sea algo más que un objeto de consumo y entretenimiento…

…por eso los narradores de sus novelas no narran para «entender», sino para «saber», para buscar los pliegues epistemológicos de la realidad, para cuestionar aquello que se acepta como lógico y natural, siendo las más de las veces irracional y, sobre todo, injusto. La novela, insiste Gopegui, puede y debe ser un instrumento para transformar las condiciones de existencia; por ende, la poética de su narrativa da cuenta de una lucha de clases que no termina todavía y recuerda que la cultura es más un campo de batalla que un jardín francés.

Por otro lado, en el comité quisimos poner de relieve tanto la imaginación emancipadora de su trabajo literario como el coraje y la exigencia intelectual de las posiciones políticas que defiende…” 

Hasta aquí parte de la presentación de Luis Martín - Cabrera, citada.

Por mi parte, solo quiero añadir para terminar, algo de lo que apenas se encuentra información en internet, por ejemplo del libro titulado Rompiendo algo, publicado en 2014 por Ediciones Universidad Diego Portales, de Santiago de Chile, de 272 páginas que recoge 27 artículos y entre ellos está la conferencia citada anteriormente titulada Un pistoletazo en medio de un concierto…, aunque sin la presentación de Martín-Cabrera.

Tampoco se dice nada del excelente libro escrito entre Belén Gopegui y Luis Ruiz de Gopegui (su padre, eminente científico), publicado también en 2014 por Editorial SM, titulado BIG BANG el blog de la verdad extraordinaria, dirigido a jóvenes de catorce años o más y que cuando leí comenté en mis notas, que bien podía ser leído por adultos, que a buen seguro sacarían mucho más provecho y conocimientos que a tantos y tantos programas de televisión y miles de horas dedicadas al fútbol. Hay poca información en internet sobre los libros anteriores publicados también por este misma editorial, dirigidos a niños de otras edades, pero todos con una carga ética, crítica y moral certera y ajustada, acompañados de un interés literario y narrativo de primer orden. Estos libros infantiles empezó a publicarlos en 2008 con El balonazo, siguió en 2009 con El día que mamá perdió la paciencia y en 2012 El amigo que surgió de un viejo ordenador. Los cuatro libros escritos para ser leídos por niños o jóvenes me parecen un verdadero regalo para ser leídos también por adultos de cualquier edad.

Y nada más. Cedo ya la palabra a Belén Gopegui. Muchas gracias.

©Fabián Castillo Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario