Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (16) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (140) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (171) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (22) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (46) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

sábado, 13 de junio de 2015

Mnemotecnia - Método infalible de memoria, por José María Sierra (II)





Mnemotencia. Método práctico, sencillo y
científico para adquirir memoria
artificial partiendo del método
de José María Sierra de Luna


Segunda entrega

por Fabián Castillo Molina




Decíamos ayer como dicen que dijo Fray Luis de León cuando comenzó sus clases de nuevo, tras la cárcel, en la Universidad de Salamanca (y perdón por la cita pero me ha salido espontáneamente sin ánimo de ofender). Digo, pues, que en la primera entrega de esta serie quedamos en que las diez primeras palabras de este alfabeto mnemotécnico son:

TEA, HENO, HUMO, ARO, OLA, AJO, OCA, HUEVO, PIE y TAZA. Diez palabras clave, nueve visualizaciones ya que la primera visualización lleva dos palabras nuevas como todas, pero las siguientes a la primera van acompañadas de una repetida. Confío en que en una semana os haya dado tiempo a familiarizados con ellas.


La primera visualización se compone de una gran taza y un dado de las mismas dimensiones que agitaremos con fuerza hasta que el dado salga despedido y vaya a caer dentro de una Tina (o bañera).














Siendo así, continuamos con la siguiente serie de diez visualizaciones que habrán de unirse a las anteriores. Recordemos para comenzar esta segunda entrega que la última visualización aprendida fue TAZA. Hemos traído aquí un ejemplo de taza gigante, que en este caso como vemos se trata de una taza pintada mucho más grande que el artista, pero recuerdo también e insisto en que cada persona que siga este método debe recordar la taza y la secuencia que memorizó, independientemente de las imágenes que aparecen aquí solamente como orientativas. Ahora añadiremos para la primera visualización  un nuevo elemento: DADO y así veremos de gran tamaño y en movimiento TAZA y DADO.


En esta visualización  vemos caer el DADO en la bañera que llamaremos TINA, y lo veremos salpicar en el agua hasta derramarse. Mantendremos el nombre de tina para respetar los nombres originales que darán lugar al alfabeto que estamos aprendiendo. El nombre de TINA  sigue utilizándose con normalidad en América, pero en España cayó en desuso hace mucho tiempo y en su lugar se usa bañera.


Después del DADO y la TINA, en la siguiente visualización  veremos un gran TOMO rojo dentro del agua con un ligero movimiento suave, incluso podemos ver como se abre la tapa y  el agua hace pasar las primeras hojas. Entonces habrá desaparecido el dado, y así continuaremos cumpliendo con la premisa de ver siempre dos imágenes diferentes ligadas entre sí; para que al recordar una podamos relacionarla de inmediato con la siguiente y con la anterior, además en movimiento vivo, inolvidable, de la manera  en la que lo hayamos compuesto en origen en nuestra imaginación y siempre podamos recordarlo igual. Es recomendable crear la secuencia cada uno de forma atractiva, libre,  de la forma que le parezca más sugerente.


A continuación veremos aparecer un enorme y agresivo TORO negro que enviste al tomo, lo levanta con fuerza y agita el agua burbujeante creando un oleaje pero ya los protagonistas serán el TOMO y el TORO y la bañera habrá desaparecido. Podemos exagerar las figuras y convertir su movimiento en una lucha desmedida en plena playa, haciendo que vuele el tomo y galope envistiendo el toro y se revuelva si de esta forma creamos una secuencia más inolvidable.




No olvidemos en ningún momento que hay que visualizar siempre de dos en dos imágenes como venimos insistiendo. Ahora toca irnos a ver qué otra imagen se une al toro, será una completamente ajena a esa negrura y agitación. Vamos a ver como se une a la cruz del toro negro una preciosa DALIA, pero eso va a ser en la página siguiente.



El toro y la dalia, la dalia y el toro. Si fuera la luna, qué tendrán que ver y a quién se le ocurriría primero la unión de estos dos elementos. TORO y DALIA.

TORO y DALIA irán unidos en esta hermosa visualización, pero como hemos dicho, en pleno movimiento. Puede pensarse en esa dalia como si fuera banderilla pero sin clavarse en el lomo del hermoso animal, posándose como mariposa porque va a durar muy poco sobre él. La DALIA caerá como si viniera de uno de esos toros recortados en el horizonte de las carreteras y caerá poco a poco hasta posarse sobre una TEJA árabe clásica con la que la haremos bailar, girar alrededor  una de otra hasta posarse también sobre ella como hizo sobre el TORO; este ya habrá desaparecido y ahora la pareja serán DALIA y TEJA.




Acto seguido la teja se pone en movimiento, se eleva, vuela y pierde la DALIA mientras se une como en un juego con el gran  taco de billar que sale alegre  a su encuentro hasta que se desploma, desciende  lentamente haciendo piruetas a cámara lenta y


                                           

acaba clavándose de punta en un pocillo de la casca (hollejos prensado de uva) donde el TUFO, representado por un nubarrón amenazador llega hasta cubrir más de la mitad del TACO de villar.




Para finalizar, veremos las dos siguientes visualizaciones, la primera será ver crecer como por arte de magia una tapia junto a la nube invisible que nosotros hemos hecho visible, del TUFO y el TACO clavado en la casca. Ahora TUFO y TAPIA formarán pareja.

 

TACO Y TUFO, otra rara combinación de palabras que nada tienen que ver pero que unidas aportarán a nuestra memoria algo que luego va a servir. Ya está sirviendo.

Crece y crece hasta que divide el pocillo y elimina el TUFO por completo. El taco ya desapareció al incorporarse la TAPIA. Finalmente, en la visualización que cierra este bloque, veremos unida la TAPIA al NICHO, éste se ha ido formando en la misma, abriendo su espacio dentro de ella de la misma forma que vemos ahora transformarse los rostros y los objetos transformándose en otra cosa completamente distinta de la que era al principio. El NICHO quedará fijado permanentemente embelleciendo la pared o TAPIA aunque al nombrarlo no podamos evitar a veces recordar los nichos de los cementerios.


TAPIA y NICHO,  evocan muchas situaciones y momentos según qué imaginación los maneje. Por qué no una tapia para jugar al frontón y un gran nicho -nido donde crían palomas y jilgueros?

En esta segunda entrega hemos avanzado con 10 nuevas visualizaciones y por tanto ya estamos en veinte. Debemos practicar las 10 primeras unidas a estas 10 hacia adelante y hacia atrás o haciendo las combinaciones que nos apetezca pero logrando memorizar la misma secuencia que utilizamos al principio.

Ahora ya además de TEA, HENO, HUMO, ARO, OLA, AJO, OCA, HUEVO, PIE y TAZA, acabamos de añadir DADO, TINA, TOMO, TORO, DALIA, TEJA, TACO, TUFO, TAPIA y NICHO.

Si realmente practicamos durante una semana estas veinte palabras clave en el orden y sentido que hemos reiterado insistentemente no hay duda que las tendremos fijadas a la memoria y veremos que estamos preparados y dispuestos a incorporar la semana siguiente otras diez. Más adelante iremos sorprendiéndonos de la capacidad de imaginación y memoria de que somos capaces.

Como repaso final y resumen a las diez visualizaciones hechas, vuelvo al ejemplo que puse en la primera entrega, con el fin de familiarizarnos con las visualizaciones, primero de principio a fin y luego viceversa:

La gran TAZA la vemos con un dado agitándose en el interior hasta que sale despedido y cae en una TINA gigante que salpica escandalosamente el agua, luego vemos seguidamente como un enorme TOMO rojo cuya tapa principal y hojas pasan desplazadas por el agua es acometido por un agresivo TORO negro que lo voltea. A continuación sobre el toro se posa una gran DALIA para posteriormente caer sobre una gigante TEJA árabe con la que juguetea. Luego la dalia se desvanece y la teja forma pareja con un gran TACO de villar con el que parece bailar en el viento. Seguidamente el taco cae a un gran pocillo de la casca donde una nube oscura de TUFO amenaza con asfixiar a quienquiera que allí entre. El TACO queda clavado sobre la cascas cimbreándose, vemos que el tufo llega hasta la mitad de la altura del taco. Finalmente para ir terminando empieza a levantarse como por arte de magia una gran TAPIA sin que medien manos, y vemos como ésta separa y confina el tufo que ya había salido del pocillo y había hecho desaparecer el taco. La tapia es la protagonista junto con el NICHO que se ha formado en su cara limpia, porque el tufo ha desaparecido y queda como última visualización la tapia y el nicho.

Todo tan grande y en movimiento como nuestra imaginación quiera ponerlo, así como de los colores y texturas que más nos apetezcan.


©Fabián Castillo Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario