Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (118) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (55) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (28) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (72) Historia pedroñera (135) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (5) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (158) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (52) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (2) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (1) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (14) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (43) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (56) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (9) Toponimia (70) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (1) Virgen de la Cuesta (6)

miércoles, 11 de noviembre de 2015

¿Quién fue don Pedro Girón Pacheco? Semblanza



                                              por Miguel Ángel Vellisco Bueno





Don Pedro Girón, I del nombre, rico-hombre de Castilla, primer Señor de las villas de Ureña, Tiedra, Peñafiel, Briones, Frechilla, Osuna, Morón de la Frontera, Archidona, el Arahal, Cazalla de la Sierra, Gelves, Olvera, Ortejicar, Villafrechos, Villamayor, Gumiel de Izan, y Santibáñez, vasallo de los reyes Don Juan II y Enrique IV, de Castilla, de su Consejo, Camarero Mayor del Rey Don Enrique IV de la Cámara de los paños, Notario Mayor de los reinos de Castilla y del principado de Asturias, XXVIII Maestre de la Orden y caballería de Calatrava, Alcaide Mayor de Toledo y de Logroño.



ALCAZAR VIEJO DE BELMONTE, DONDE NACIO D. PEDRO

 Nació en Belmonte en el año 1423 y fue bautizado en la iglesia parroquial de San Bartolomé, fue el segundo hijo de don Alfonso Téllez Girón y Doña María Pacheco, su mujer,  II Señora de Belmonte.
Tomó el apellido Girón de su padre, mientras su hermano mayor, Don Juan Pacheco, el Marqués de Villena,  tomó el apellido Pacheco de su madre en memoria de su abuelo materno.
Siendo muy joven, fue nombrado paje del príncipe de Asturias (Enrique IV), a cuyo lado se crio en el palacio real.
En 1445, participó en la batalla de Olmedo, contra los Infantes de Aragón, ganada por los castellanos, después de la cual Enrique le dio para su guarda  y gobierno la ciudad de Segovia, y más tarde  el 25 de Junio de 1445 por cédula hecha en Medina del Campo, le concedió las villas de Ureña y de Tiedra, en Castilla.
El año 1445, fue elegido Maestre de la Orden de Calatrava, y el Rey Juan II  lo aprobó y ratificó por  su real cédula expedida en Talavera el 22 de septiembre de 1445; y más tarde aprobó el Papa Calixto III el 5 y 25 de Mayo de 1457.


CALATRAVA LA NUEVA

En los enfrentamientos promovidos a finales del reinado de Juan II, entre los grandes del reino y el Príncipe heredero, Enrique, contra el Condestable Don Álvaro de Luna, el Maestre al frente de sus tropas conquistó Toledo y otros muchos pueblos, hasta que acabaron estas contiendas con la caída, desgracia y muerte del Condestable.
En 1454 tomó parte al frente del ejercito de su Orden, en las talas y correrías en la vega del Granada, y en esta jornada cuenta el romance su desafío con el moro Albayaldos (por otros llamado Muza), al que venció y mató, enviando su cabeza a la reina de Granada, que lo presenciaba desde una torre de su palacio, y fue contra su deseo y consejo que el ejército cristiano se volviera sin poner cerco a Granada. De aquí provinieron las primeras diferencias entre el Rey Enrique IV y el Maestre de Calatrava, que no llegaron a tomar  grandes proporciones  gracias a la intervención del Marqués de Villena, su hermano mayor. Fue en esta época  cuando el Rey le entregó en propiedad Morón de la Frontera, Fuenteovejuna y Bélmez en Córdoba.
El Rey Don Juan II de Navarra, para afirmar y asegurar con él la paz y concordia le hizo merced el 21 de Julio de 1448 de la villa de Peñafiel, le confirmo esta donación Don Enrique IV de Castilla el 12 de Julio de 1456, y el 8 de Agosto le concedió su real licencia para reedificar el castillo y fortaleza de  esta villa, y  por real cédula hecha en Madrid el 7 de Octubre de 1459, la villa de Gumiel de Izán.
 En Madrid  el 8 de Octubre de 1459 le concedió los lugares de Langayo, San Mamés y Piñel de Yuso en la tierra de Peñafiel; y en Segovia  el 20 de Octubre de 1459 le hizo donación de la villa  de Briones.
Durante los años 1459 al 1461 se desarrollaron las guerras entre el Rey Enrique IV y su tío el Rey de Navarra, en las que participo Don Pedro al mando de numerosas tropas de a pie y a caballo  reconquistando  con ellas Logroño, población de la que el Rey de Navarra se había apoderado, tomando más tarde  los Arcos, la Guardia, San Vicente y  Viana así como otros lugares y fortalezas. Premio de estos servicios fue una nueva confirmación de los Señoríos de Ureña y de tierra y la donación de Peñafiel, Briones, Santibáñez y Sahelices de los Gallegos, pueblos todos confiscados al Rey de Navarra.
 En 1461 fue nombrado Capitán General de la frontera de Andalucía, en este mismo año y solo con sus fuerzas puso sitio a Archidona, plaza principal de los moros, la cual tras dos meses de continuas batallas logró conquistar. Don Pedro Girón a quien su temerario arrojo de soldado hacía olvidar frecuentemente la prudencia indispensable del general, subió el primero por una escala a la torre del homenaje, y allí fue herido en la cabeza. Como regalo por la victoria, el Papa Calixto III, le hizo merced de los diezmos de la nueva villa y su término, mientras el Rey de Castilla lo confirmaba en su Señorío. Allí fundó en la antigua mezquita una  iglesia que dedicó a la Virgen Nuestra Señora de Gracia, en honor de la patrona de su pueblo, Belmonte.
En Valladolid el 6 de Agosto de 1460 le hizo merced de Belmez Y Fuenteovejuna, cuyos lugares, el mismo soberano en Segovia el 13 de Noviembre de 1463, autorizó para que pudiera realizar el cambio por  las villas de Osuna y Cazalla.
Sobrevinieron más tarde nuevos disturbios en Castilla, en la que la mayor parte de los Grandes de Castilla, se rebelaron contra Enrique IV, levantando contra su Rey al príncipe Don Alfonso hermano menor del monarca; figuró entre ellos el Maestre de Calatrava, que sublevó Andalucía.
Más tarde volvió al servicio del Rey, su Señor y amigo desde los primero años, con el compromiso de prestarle 60.000 doblas y de servirle con 3000 hombres a caballo, obteniendo en cambio Don Pedro Girón la mano de la Infanta Doña Isabel (más tarde Isabel la Católica).
Para este fin, el Rey Enrique IV envió a Roma un embajador al Papa Pio II, con la dimisión de la renuncia de su dignidad, la dispensación de los votos, del Maestre Don Pedro Girón, para contraer este matrimonio, pues la boda de la Infante y el Maestre significaría  la paz y sosiego de España, la conclusión de las rebeldías, muertes, robos, fuerzas y tiranías que el estado padecía.
Obtenidas del Papa Paulo II las Bulas de dispensa referidas, salió por fin de Almagro para Madrid don Pedro Girón ansioso de realizar el anhelado enlace que le colocaba en las mismas gradas del trono haciendo dice el historiador Gudiel grandes gastos de libreas, aderezos y donas, cuales heran razón a dar a tan excelente y alta señora, y acompañado de Girones, Pachecos, Acuñas, Carrillos, parientes suyos, y otros muchos caballeros de la orden y fuera della, y de gran número de criados con lucidos arreos. Cortó de raíz sus ambiciones, al poco de su viaje, al morir envenenado en Villaurrutia de los Ojos, el 2 de Mayo de 1466, cuando sólo contaba con 43 años.
 La figura de Don Pedro Girón, fue, después de su hermano, la persona más  amada y favorecida del Rey de Castilla Enrique IV.  Junto con su hermano el Marqués de Villena y con su tío el Arzobispo Alonso Carrillo arbitró  durante largos años  los destinos de la monarquía. Era poderoso y temido por sus ricos estados y  por las fuertes milicias de que era jefe. En relación con sus medios y con su poder, su nada común ambición; tratado en matrimonio con una Infanta de Castilla, acaso el concertado enlace con la hermana de su Rey, lo hizo soñar con la realeza misma para su persona y su linaje.
El historiador Alcántara, en su historia de Granada reconoció que era el más bravo, el más rico y el más turbulento de todos los señores de España. Poderoso y respetado como el mismo Rey, dictaba leyes en vez de cumplirlas, y por su Maestrazgo, por su esplendidez, por su bravura, por sus vastos estados, y hasta por su orgullo, también era el más nombrado de todos los grandes.  Por espacio de 20 años gobernó la Orden de Calatrava con un acierto y con un amor que ninguno de sus maestres le superó; gran organizador de sus fuerzas militares, reparó las fortalezas, castillos y puentes de su territorio; gestionó y obtuvo de reyes y pontífices la confirmación de todos  sus privilegios  inmunidades y donaciones con que unos y otros le habían favorecido.
Realizó su testamento, en Villarrubia de los Ojos, sintiéndose enfermo de muerte, el 28 de Abril de 1466.En el mismo dejó fundada una capellanía por las almas de sus padres en la Colegial de Belmonte, y la dotó con 6.000 Maravedís de renta anual, para cuyo patronato  designó al Conde de Ureña, su hijo mayor.

Nombró tutores en la minoría de edad de sus hijos al Marqués de Villena, su hermano mayor, y a Enrique de Figuredo, su canciller y criado.

CONVENTO DONDE FUE ENTERRADO D.PEDRO GIRÓN EN CALATRAVA LA NUEVA


 Don Pedro Girón fue sepultado  en el Convento de su Orden de Calatrava, en la capilla colateral a la mano derecha del altar mayor dedicado al apóstol San Andrés y a San Bernardino de Sena.
Con Isabel de las Casas, con la que no llegó a contraer matrimonio tuvo los siguientes hijos:

1.    Don Alfonso Téllez Girón, así llamado en memoria del Señor de Belmonte, su abuelo paterno. Fue el primer Conde de Ureña y heredero del gran Mayorazgo instituido por su padre, falleció a los 15 años.
2.    Don Rodrigo Téllez Girón, gemelo del anterior, XXIX Maestre de la Orden de Calatrava.
3.    Don Juan Téllez Girón, segundo Conde de Ureña.
4.    Doña María Girón, murió muy joven

  Y con   Doña Inés de Meneses:

5.    Doña Inés Girón, que casó con Francisco Enríquez, Señor de la Vrga de Ruy Ponce y las Cañeras y de la Torre de Benamocarra.

Bibliografía:

-Historia Genealógica de la Monarquía Española, Tomo II de Francisco Fernández de Béthencourt


Miguel Ángel Vellisco Bueno


2 comentarios:

  1. Parece ser que Don Pedro Girón estuvo en Martos(Jaén)tres veces en su vida, no encuentro datos de esas tres visitas ni encuentro donde documentarme. Podría orientarme al respecto. GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús, En la Crónica de la Provincia de Jaén de 1867, de Fco. Lozano Muñoz, puede que encuentres lo que buscas.
      También sería interesante que realizaras una visita la Archivo Histórico Provincial de Jaén.
      Tengo algunos documentos que hablan sobre el tema, pero necesito una dirección para poder enviártelos.
      Saludos

      Eliminar