Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (118) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (55) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (28) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (72) Historia pedroñera (135) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (5) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (157) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (52) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (2) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (1) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (14) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (43) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (56) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (9) Toponimia (70) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (1) Virgen de la Cuesta (6)

viernes, 27 de enero de 2017

Cumplir un deseo: hazlo realidad



por Fabián Castillo Molina



Recuerdos imborrables convertidos en un texto escrito para que no se borre, para ser leído, repasado, repensado y publicado, si procede.

Todos sabemos la satisfacción que supone cumplir un deseo. Cuanto más difícil mayor satisfacción, suele ser lo habitual si a uno le gusta un poco sufrir. Recordemos aquí la famosa frase de Wody Allen: “Solo hay una forma de ser feliz: que te guste mucho sufrir”.

Está comprobado sistemáticamente, que por cada persona que escribe un comentario, pulsa el “me gusta”, o “me encanta”, hay al menos otras diez que han abierto el enlace o se han asomado a esta ventana para ver qué hay dentro. A todas ellas les envío este mensaje:

¿Habéis pensado alguna vez que os gustaría tener escrito un breve texto basado en una historia vivida intensamente por vosotros y que no se os va de la memoria? Puedo poner un par de ejemplos que se publicaron en este Blog Las Pedroñeras, uno hace 4 años: Los tomates de la vendimia (pinchad aquí)  surgió de una narración verbal imborrable que significó mucho moralmente en la vida para aquella persona; tal fue la cantidad de aprendizaje que sacó de la experiencia vivida a sus 13 años. En este caso la mujer que contó la experiencia que dio lugar al relato, prefirió que en la publicación solo se citaran sus iniciales, y se cambiaran los nombres reales por los que aparecen, es una opción perfectamente legítima.

El otro texto, publicado en abril de 2016, es el titulado, El parque del olvido; que hablaba de la placeta y el parquecillo abandonado, donde estaba la caseta de la luz o el Cerrillo Mirabueno (pinchad aquí)

En este caso sí aparecen varios nombres y diálogos de las personas que intervinieron en la construcción del cuento. Es destacable el hecho del que dieron noticia más de una vecina y vecino, que tras la publicación de aquel “cuentecillo" y debate previo y posterior entre paisanos alrededor del tema que puso en marcha Eva del lugar, personal del servicio de limpieza y mantenimiento del ayuntamiento hizo lo que debía hacer con más frecuencia: Limpieza y mantenimiento. ¿Quién no ha oído decir o ha dicho: “Mi vida es una película”?

También encontraréis otros ejemplos en los textos que se incluyen en el libro Cosas del pueblo, 25 años después, y además, otro tipo de escrito más corto, cada uno de los 12 pregones que se incluyen, que podían escucharse hace un tiempo por las calles y plazas del pueblo y alguno que sigue vigente.




Ahora lo tenéis fácil. Debido a que el libro citado está hecho expresamente para el pueblo y con nombres y personas del lugar, he pensado que si a alguien le apetece, solo tendrá que enviar un correo a fcastillo10@gmail.com , indicando:

He adquirido Cosas del pueblo 25 años después en (tal librería o estanco) y me gustaría contar una experiencia vivida, que no se me va de la cabeza, para convertirla en un relato, cuento o “cuentecillo”.

También vale hacer una llamada al número 626 483 465.
Con las primeras diez personas que lo hagan, me comprometo a hacer la prueba.

Naturalmente, el trabajo será totalmente gratuito y será imprescindible que el o la interesada lo relate de viva voz o por escrito. El resultado final será mejor o peor en función de la calidad de los recuerdos, o la imaginación, de quien sea capaz de revivir lo esencial y más significativo del mismo.

Dejo aquí la lista de nombres que se incluyeron en El parque del olvido, así como los que hicieron comentarios o pulsaron el me gusta o me encanta en Facebook. Incluso recomiendo un repaso a la secuencia completa.

Eva del Lugar
Mayte Melero Jiménez
La Pal Mepa
Encarna Lillo Vargas
Asun Fer
Pilar Lorente Carrión
Ana Cristina Picazo Escudero
Dolores Granero
Asun Fer
Jose Restaurador Gil
Antonio Castillo
Luciano Izquierdo
Enrique Guijarro Parra
Teresa Pacheco Iniesta
Carmen Pelaez Martínez
María José Martínez
Iluminada Granero
Pilar Lorente Carrión
Paula Martínez Molina
Josefa Escudero
Nemesio Sotos
Enrique Gallego
María José Caballero
Luis Miguel Martínez Picazo
Delfina Carrasco Sotos
Ana Inés Collado Gómez
Mercedes Campos Navarro
Carmen Pérez Haro
Piedad Mesas Revenga

Os recuerdo que el libro Cosas del pueblo 25 años después se puede conseguir en las librerías de Pedroñeras, en los estancos de Saúl y de las Montoyas y también en casa de Ángel Carrasco Sotos. Para aquellas personas que viven fuera del pueblo y no van con frecuencia, también existe la opción de enviárselo directamente a su domicilio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario