Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (114) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (54) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (28) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (27) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (5) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (71) Historia pedroñera (132) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (5) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (150) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (51) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Memorias (16) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (2) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (9) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (14) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (41) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (56) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (9) Toponimia (70) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (7) Viajecetes (3) Vídeos (1) Virgen de la Cuesta (5)

jueves, 21 de abril de 2016

Segundo tramo del camino de La Virgen de la Cuesta de Las Pedroñeras a Alconchel de la Estrella


por Tomás Aguado Millán 



El jueves pasado publicábamos la primera entrega de esta serie sobre el camino de la Virgen de la Cuesta que une Pedroñeras y Alconchel de la Estrella. Antes de comenzar a describir este segundo tramo, el más llamativo desde el punto de vista medioambiental y paisajístico, me gustaría agradecer a varias personas que, a través de sus comentarios, han puntualizado alguna cuestión de esa entrada, animando también a todo aquel lector que quiera hacer cualquier comentario o pregunta sobre el tema.


Uno de estos comentarios vino a través de Miguel Ángel de la asociación ASECMA que a través de sus investigaciones llegaron a la conclusión de que el camino no comenzaba, tradicionalmente, en la cruz del Coso sino en la casa del cura. Según los más ancianos, la salida se hacía desde varios lugares, pero donde se juntaba mucha gente era en el parquecillo de al lado del convento (la Cruz Cerrá), donde ahora está colocado el panel informativo sobre el camino. Toda esta información fue recogida de manera oral por los miembros de esta asociación a la que de nuevo agradezco su colaboración.
Después de esta nota, continuamos con nuestro camino, que habíamos dejado en el despoblado de la antigua aldea de El Robledillo.


TRAMO 2. De La Veguilla a La Encomienda.

Descenderemos hacia el río Záncara a través del monte de encinas y pinos así como monte bajo compuesto de múltiples especies vegetales como por ejemplo el esparto, romero, tomillo, lavanda, espliego o retama hasta llegar al río en el que, además de cultivos de ajo y cereal, encontramos vegetación de ribera, desde juncos a diversos tipos de álamos. También destaca la fauna de la zona, en la que destacan perdices, conejos, liebres, jabalís, corzos, así como distintas águilas, cernícalos, diversos mochuelos y búhos, además de otras especies relacionadas con la presencia de agua como son distintos tipos de patos y anfibios.
El valor paisajístico de la zona aumenta, por tanto, al llegar al río, acabando el descenso desde las tierras de cultivo del Robledillo a través de la denominada Hoya del Abad o popularmente conocida como Hoya Labar. El camino denominado de Las Pedroñeras a La Veguilla acaba aquí, donde se gira a la izquierda dejando a la derecha un ejemplar singular de carrasca o mata como se denomina en la zona, llamada Mata de la Hora puesto que los campesinos de la zona se valían de su sombra para conocer la hora del día que era. También encontramos en esta zona unas escaleras talladas en la roca que ascienden sobre la roca a una zona llana donde pudo haber un poblado en época medieval denominado Záncara, del que queda alguna reminiscencia en las fuentes pero del que no se conoce su ubicación exacta. También pudo ser utilizado para las múltiples cacerías que hicieron famosa a la finca desde siglos anteriores y de las que quedan restos de distintos puestos de caza de mampostería.
El nuevo camino gira a la derecha cruzando el río y sorpresivamente lo vuelve a cruzar unos metros más adelante en el entorno de las casas de la Veguilla y la Fuente de la Parra. Tradicionalmente en este lugar se hacía una parada y se aprovechaba para hacer fuego y asar algo carne que sirviera de tentempié para continuar el camino. En los últimos años se ha recuperado esta tradición, acudiendo gente a esperar a los andarines y prepararles algo de cena.




Río Záncara y Fuente de Záncara o de la Parra.

En alguno de estos lugares, más el descrito anteriormente fue donde se localizaba el mencionado lugar de Záncara, pero que a falta de estudios arqueológicos más profundos no podemos localizar con certeza. En la actualidad hay, cercanas al río, diversas construcciones, aunque, debido a un cambio de propiedad, muchas edificaciones fueron derruidas por el año 2006, como la anterior casa de la Veguilla o dos palomares y se construyeron otras nuevas, conservando alguna como la ermita.  
Tras cruzar de nuevo el río, tras pocos metros, el camino deja a la margen derecha dichas casas y a  la izquierda la fuente de la Parra que dispone de un abrevadero. Tras este punto se cierra el terreno formando la denominada Hoz del Záncara que llega hasta la carretera CM-3009 que une Rada de Haro con Carrascosa de Haro y la Alberca de Záncara, por la que trascurre el camino de la Virgen de la Cuesta durante poco más que un kilómetro.
Antes de llegar a esta carretera, como hemos mencionado, la vega se reduce produciendo una pequeña hoz muy llamativa que si bien no es de gran extensión, sorprende encontrarla en esta zona, donde el agua ha ido modelando la roca caliza en la cual aparecen en esta zona gran cantidad de cuevas.



Zona del Púlpito y cueva Negra.

Dentro de las distintas cuevas existentes algunas fueron ocupadas por pastores haciendo fuego en su interior como la Cueva Negra, llamada así por el color de sus paredes debido al humo de dichas hogueras. También en estas cuevas pudo haber restos de otras actividades humanas más antiguas como en la cercana Cueva del Romano donde, según nos cuenta de nuevo Ángel Carrasco Sotos, la tradición dice que “el romano” podía ir desde esta cueva hasta el castillo de Belmonte debido a la gran profundidad de la misma. El topónimo y la forma cuadrangular de la cueva nos hace pensar en el uso de esta en épocas pasadas. Añadir en esta zona también la cueva del Bon o Bohón y la Cueva de la Audiencia, ya junto a la carretera cuya construcción redujo considerablemente su tamaño y donde, también según la tradición, se celebraban en su interior audiencias y juicios.



Cueva del Bohón.

En esta zona comprendida entre los parajes denominados el Espolón del Bohón, y La Angostura hay una serie de elementos patrimoniales interesantes para la comprensión de la ruta y los distintos habitantes que durante la historia han morado en estas tierras. Hay referencias a varios molinos hidráulicos en este tramo, como también había varios más y un Batán aguas abajo y los seguirá habiendo más delante del camino, remontando el río. En esta zona en concreto,  solo quedan los restos del molino de la Angostura aunque hay referencias escritas de otros dos, el del Bohón y el llamado Molino Nuevo. También se referencian en esta zona diversas caleras al otro lado del río, que indican gran actividad industrial hasta el siglo XX, así como diversas casas de labor como la del Bohón.
La carretera gira en esta zona de La Angostura para cruzar un puente sobre el río Záncara y llegar al molino del mismo nombre mientras que el camino de la Virgen de la Cuesta sigue recto, por el llamado camino de Fuentelespino de Haro a Villarrobledo. Llama la atención el nombre de este camino que une dos pueblos bastante alejados, lo que puede denotar la antigüedad de este trazado a partir del cual se abre la vega del río y se ve la Dehesa de Alcahozo en la que se encuentra la finca de La Encomienda.
Continuará...

2 comentarios:

  1. Gracias como siempre por tu trabajo, siempre interesante y enriquecedor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar