Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (16) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (140) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (171) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (22) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (46) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

sábado, 25 de junio de 2016

Homenaje a Juliana Izquierdo Moya en Madrid (junio de 2016), una pedroñera por descubrir: el acto


por Fabián Castillo Molina






El pasado día 8 de junio se celebraba en Madrid, en la sede del Colegio Oficial de Doctores y Licenciados  en Filosofía y Letras y en Ciencias, un homenaje a Juliana Izquierdo Moya, tal como en su momento se encargó de anunciar aquí Ángel Carrasco.


El acto duró una hora y tres cuartos, dejando la media hora final para el catedrático José Polo Polo, filólogo, latinista, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid y en Castilla la Mancha. Estudioso y  conocedor de la vida y obra de Juliana, que dijo tener claro su convencimiento antes de venir a este acto, de que encontraría caras de doctorandos dispuestos a afrontar una tesis doctoral sobre la eminente figura de la homenajeada. Digna de un estudio profundo, como resultaría al hacer la tesis doctoral en base a su extraordinario archivo, perfectamente conservado por Amelia Cortés,  con varios miles de documentos manuscritos y una biblioteca con más de 5000 volúmenes, que habría que catalogar y examinar detenidamente por la cantidad de notas que hay manuscritas en los márgenes y  muchas páginas sueltas autógrafas de Juliana en sus interiores, que son verdaderas sorpresas e interesantes documentos, así como los numerosos cuadernos de apuntes y notas realizados durante sus estudios. Sin duda el propio catedrático estaría dispuesto a afrontar con mucho gusto la dirección de tal tesis.

Resumir todo lo dicho durante casi dos horas en unas escasas páginas no me resulta fácil, porque no hay que olvidar que si transcribiéramos lo hablado en ese tiempo tendríamos alrededor de 60 páginas con las notas y comentarios imprescindibles que sería necesario añadir; por lo tanto dejaré aquí únicamente lo que considero necesario para tener idea somera de lo dicho en el homenaje y algo de lo no mencionado.





Asistí al acto con sorpresa ante la escasez de público. No superábamos el número de 25 personas aparte de las cinco que eran los miembros de la mesa que presidía el acto:  Primero habló el decano del colegio, Roberto Salmerón Sanz, después tomó la palabra Darío Pérez Bodeguero que dijo formar parte de la junta de gobierno del colegio y enseguida pasó el micrófono a Rocío Reyes, que a su vez, tras la presentación inicial, cedió la voz a Amelia Cortés, y  tras continuar con el peso de la primera parte del homenaje, de vez en cuando invitando a Amelia,  para que esta introdujera sus anécdotas o apuntes oportunos. Finalmente cerró el acto  don José Polo Polo, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid y de Castilla La Mancha, que como podréis apreciar fue una delicia escucharlo hablar maravillas de nuestra paisana.

Rocío Reyes dijo nada más empezar

Esta presentación iba  a correr a cargo de doña Begoña Talavera profesora del Instituto Cardenal Cisneros de Madrid y coautora del libro El Instituto Cardenal Cisneros, Crónica de la Enseñanza Secundaria en España en el que dedica un amplio capítulo a Juliana…”

Al parecer, "por razones de agenda", como suele decirse ahora mucho, la profesora Talavera no había podido venir y le había pasado a ella el testigo.

Tanto Darío Pérez Bodeguero como Rocío Reyes hicieron hincapié en que el homenaje se hacía a petición de la familiay pienso que esta podía ser la causa de una asistencia de público más reducida, a pesar de la importancia de la persona homenajeada.

Dejaré aquí algunos párrafos recogidos del acto y otros escritos directamente por Juliana en la breve autobiografía incluida en su libro titulado José Ordoñez Valdés, ochenta años de vida, de obra y de historia. Libro este al que se refirió José Polo como ejemplo de obra perfectamente escrita, documentada y reflejo de la pasión y humanidad que impregnó la vida de Juliana Izquierdo.

Rocío Reyes añadió a continuación:

«Juliana nace en Las Pedroñeras en 1888…" “procedía de una familia modesta de Las Pedroñeras, pueblo de la provincia de Cuenca…” “bien es cierto que allá por el año 1888, que es cuando nace Juliana, Las Pedroñeras no es un municipio pequeño, están censados cerca de 3.500 habitantes, hay una incipiente industria, es interesante mirar qué familias se fueron estableciendo allí, pero la familia de la que procede Juliana es una familia de labradores.()es una familia que tiene un sentido de apoyo al ámbito familiar. Su tía Josefa se hace cargo de Juliana cuando esta tenía cuatro años y se empiezan a mudar a distintas poblacionesse van primero a Barajas de Melo, a Huete, también pueblos de Cuenca y finalmente terminan en Campo de Criptana donde su tía Juliana sigue su desempeño docente».

Como contraste y por considerarlo interesante para las personas de Pedroñeras que lean este escrito, dejo aquí lo que la propia Juliana escribe al comienzo de la autobiografía citada anteriormente:

           «Lugar de nacimiento o solar, Pedroñeras (Cuenca), el solar de muchas generaciones, sin mezcla de solares forasteros. Todos los apellidos son típicos conquenses, manchegos: Izquierdo, Moya, Carrión, Pacheco, De la Cueva, De Mena, Mesas, FloresLos nombres de mis padres, Josefa y Juan; abuelos paternos, Magdalena y Leocadio; maternos, Leona y Leandro. Nacida el 26 de agosto de 1888, la mayor de mis hermanos, que fuimos bautizados por este orden: Juliana, León, Sebastiana (Teresa), Basilio, Caridad, Bernardina y Juan Antonio. Este y León murieron pequeñitos. Los demás han muerto jóvenes, menos Basilio, que, no demasiado viejo, ha muerto hace cuatro años, padre de cuatro hijos; Juan, José Julián, Basilio y Bernardino, los dos primeros, que he criado y educado yo, y Julián vive todavía conmigo; Juan está casado con Pilar López Alonso, tienen un niño y una niña, Juanito y Julianita, y residen en Santiago de Chile.
           Cuando nací y me bautizaron, no estaba mi padre en el pueblo, y mi madrina, Sabina Carrión, prima hermana de mi padre, me puso Juliana, como se llamaba la madre de ella. Al regresar mi padre, no le gustó el nombre, y viendo que aquel año el Sagrado Corazón de María era el día que yo nací, me empezó a llamar Corazón, y así me sigo llamando familiar y popularmente».

Estos apuntes salidos de la propia pluma de Juliana certifican sus raíces profundas pedroñeras, y además dan razón por la que siempre se la conoció en el pueblo incluso con posterioridad a su muerte, con el nombre de Doña Corazón, creo que deben conocerse. Sin embargo este detalle se omitió totalmente durante el homenaje, sin duda porque no añade nada al ensalzamiento de su persona.





Hay que destacar también la insistencia de Amelia Cortés por intentar corregir entuertos o  informaciones incorrectas que se han venido dando a lo largo del tiempo, sobre todo en lo que se refiere a la autoría de varias traducciones de libros de filosofía que Juliana hizo por encargo de Rodolfo Bonilla y que luego él figura como traductor, aunque sin duda se debían ella.

Amelia también enfatizó el papel de Josefa, tía de Juliana:

“…Josefa Izquierdo Carrión, también de Las Pedroñeras, fue una mujer que dedicó toda su vida a la enseñanzaobtuvo el título en 1897.

Rocío Reyes añade refiriéndose a Juliana:

Entre 1907 y 1910 va a cursar ya el bachillerato por libre desde Campo de Criptana, en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid. Un instituto emblemático cuyos alumnos son impresionantes… “finaliza el bachillerato con sobresalientey con premio extraordinario.

Rocío muestra en la pantalla el recorte del Diario de La mancha de 1910 donde se habla del premio de Juliana,  donde alaban  su talento, su aplicacióny hacen referencia a la ilustrada maestra pública, doña Josefa Izquierdo.

En el curso de 1910 - 1911 va a iniciar su licenciatura de Filosofía y Letras en la sección de Filosofía, y la va a terminar en 1914 cuando ya contaba con 26 años de edad.

Termina la licenciatura con unas notas excelentes, con varias matrículas de honor, y entre 1914 y 1915 aprueba también los estudios de doctorado.

En aquella época, entre las pocas  mujeres matriculadas en estudios universitarios la mayoría hacían derecho y farmacia, y prácticamente ninguna se matriculaba en Filosofía.

Paralelamente en 1912 estudia y aprueba dos cursos de italiano y en 1915 uno de alemán en entre 1909 a 1915 hace la carrera superior de piano, por libre, con el conservatorio de Madrid. Todo ello recordemos desde Campo de Criptana.




Como apuntes entresacados de lo dicho por Rocío, y antes de pasar a José Polo dejo los siguientes:

En 1916, debido a sus excelentes notas, Juliana consigue un pensionado y viene a vivir a Madrid, en la Residencia de Señoritas María de Maetzu. A Juliana la pensionan para 3 años con fondos del filántropo Jose´Patricio Clemente.

Una de las personalidades que colaboró para traerse a Madrid a Juliana no es otro de Ortega y Gasset. El padre  de Ortega y Gasset también era conocedor de la valía de Juliana, y desde entonces esta familia mantuvo una relación bastante estrecha con Juliana Izquierdo.


El dilema sobre si fue Juliana Izquierdo Moya o Emilia Pardo Bazán la primera mujer que optó a cátedra tuvo intervenciones de Rocío y Amelia que resumo:

“ …en una rueda de prensa el ministro de instrucción pública, Sr Murrel, haciendo una mención a Emilia Pardo Bazán como primera mujer catedrática, él dice que hay una distinguida señorita de Campo de Criptana, que reúne excepcionales condiciones de talento, que domina varios idiomas, y posee vastísimos conocimientos literarios y es una opositora a una cátedra


A continuación pasó el micro a Amelia que se extendió más de lo que puedo resumir aquí:

“…la primera mujer que optó a una cátedra, efectivamente fue Juliana, y Emilia Pardo Bazán no era catedrática, sino lo que pretendía era que se constituyera una cátedra para ella ser profesora de instituto, de los institutos recientemente creados. Pues Juliana, como dice el Sr. Murrel en rueda de prensa a los cronistas, dice que no había que hacer esa distinción porque ya había una señorita…”


José Polo Polo cita el libro que escribió Juliana entre los años 1953 a 1959 y que publicó en ese año, titulado José Ordoñez Valdés 80 años de vida, de obra y de historia, como una de sus fuentes de información para preparar su intervención, además de las conversaciones con Amelia y otros libros que hablan de Juliana y cita  también el artículo de Ángel Carrasco Sotos leído a través de internet. Del gran libro citado dice:

Ojalá alguien hiciera algo como lo que ella hizo, con respecto  a un ser querido, a su esposo. Que alguien hiciera una gran biografía de Juliana.() Porque se lo merece plenamente; la generosidad de Juliana era perenne, el libro este es un libro magnífico, muy completo, con un fondo humano y técnico al mismo tiempo asombroso, y sería maravilloso que alguien se animara justamente a hacer una biografía de Juliana paralela a esta gran biografía


Y poco después añade:

voy a invitar a que determinadas personas entren en órbita laboral en bien del conocimiento científico de esta persona excepcional




Más adelante, extraigo una parte de su intervención que da idea de los conocimientos y altura intelectual de Juliana Izquierdo, según José Polo

En fin, tengo aquí multitud de notas,  su preparación en piano, solfeo, en declamación, su conocimiento de Anatomía, Medicina, de Psicológía, del Sistema Braille, en fin cosas deSociología, Derecho Mercantil, Procesal, Antropología, su conocimiento de Arte y Arquitectura, Grafologíahizo informes grafológicos varias veces, en fin abundantes cuadernos con trabajos  de investigación con una letra muy clara y bellísima, como era calígrafa, es un auténtico placer disfrutar, el disfrute visual de la letra de Juliana. Una auténtica obra de arte. Bien. Luego, naturalmente, pues  también trabajos de Psicología, me llamó la impresión un cuadro dede materia psicológica que era técnicamente imposible de superar. Era un cuadro clarísimo, perfectamente estructurado y casi una obra de arte. Que valía la pena casi crearle un marco. Sus conocimientos de Griego, de Latín, fue profesora de griego en la Universidad, de Árabe, las lenguas que estudió, cuadernos en los cuales aparecen los primeros conocimientos, estudios de esas lenguas…”


En otro momento de su intervención dice respecto a los documentos encontrado en lo que él llama jornadas laboralesdedicadas a conocer el archivo de Juliana Izquierdo:

Y luego tiene mucha importancia, el hecho de las dedicatorias. Bien dedicatorias a ella, por parte de ilustres maestros. Bien dedicatorias de ella hacia otras personas. Las dedicatorias en una persona de esta categoría espiritual y cultural tienen un valor extraordinario.


Otro aspecto destacado, el de la belleza de su letra, de su caligrafía y de su cultura universal:

“´ y la transcripción fonética, como era habitual en ella, es de una letra preciosa, más que transcripción fonética parecía más una obra de arte presentada a concurso. Que lo habría ganado sin la menor duda.

Entonces claro cuando uno ve una persona con esta universal cultura, verdad,, pues queda unoen fin, realmente impresionado.


En cuanto a sus memorias, no publicadas, tal como lo dijo y que transcribo, sin duda entran ganas de leerlas en cuanto sea posible:

Hay una especie de memorias que son impresionantes, que es donde ella casi se confiesa, como si se confesara ante un confesor, de la iglesia, se confiesa ante sí misma, y va ir poniendo todos sus pesares, sus penas por, en fin, por todas las dificultades que ha tenido, eh, a pesar del, del  sacrificio enorme, terrible, disciplinado, de horas, y horas, y horas, y horas, y horas infinitas de estudio. Cómo le ponían zancadillas, y cómo no estaba en el lugar que le correspondía. La verdad es que la lectura de estas memorias, que ya de por sí son una obra maestra, lo dejan a uno, fuera de este planeta. Lo dejan a uno dispuesto a llorar durante mucho tiempo, y al mismo tiempo decir, por muy corrupto que esté el mundo, siempre hay seres singulares, eh, por los que vale la pena vivir. Seres excepcionales. De una altura digamos indescriptible.


Frases subrayadas por Juliana para no olvidar:

«  Según Cicerón, para ser libre hay que ser siervo del derecho». Me he acordado de un acontecimiento político de hace una semana o dos, cuando una mujer muy valiente, dijo así algo en esa línea, no, de que si no hay respeto al derecho, no hay nada de esto de lo que se habla tanto. Y la segunda frase: «Ya dijo Shakespeare que las palabras sin pensamiento no llegan al cielo».


Títulos a modo de resumen que le aplica José Polo a Juliana para ir terminando:

Bueno, yo había puesto aquí diversos títulos a manera de síntesis, como si fuera el título de un retrato de, de ella, ¿no?,  figuras ejemplares. Que es un rótulo que aparece en secciones periodísticas de hacia 1950. «La doctora que se forjó a sí misma». Y yo, casi coloquialmente, digo «Un ser prodigioso, Juliana». «Juliana un portento de saber y de sabiduría». Y casi le aplicaría ese lema de Terencio, del latino Terencio, que traducido al español sería: «Nada de lo relacionado con lo humano me es ajeno». La Cultura de Juliana era universal. Le interesaba todo.


Termina con los dos siguientes párrafos:

Juliana fue una mujer del Renacimiento. O sea, una auténtica humanista. Justamente porque le interesaba todo lo humano. En fin, tenía cultura en multitud de campos como hemos más o menos sugerido. Fue una adelantada del sano feminismo. De la noble defensa de la mujer y antes que todo ello, de la genuina cultura.

Bien, ese olvido, digamos de su memoria, es un crimen de lesa humanidad cultural que ojalá acabe superándose, desfaciéndose, con todas las consecuencias.


Y hasta aquí ese resumen que intentaba pasaros, pero que se ha ido alargando porque consideraba debíais conocer ya que no pudisteis estar en ese merecido homenaje a nuestra ilustrísima paisana.


Fabián Castillo Molina

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Qué orgullo es leer lo importante que fue ella para algunas personas. Como familiar me pone de gran alegría ser una pequeña parte de su legado.Mi madre se llama Juliana Izquierdo López, hija de Juan y Pilar, y hermana de Juan Antonio.
    Saludos desde Santiago de Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá te interese también el enlace que te dejo a continuación. Un saludo desde este lado del Charco, María José.

      http://angelcarrascosotos.blogspot.com.es/2012/04/la-obra-de-juliana-izquierdo-moya.html

      Eliminar