Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (74) Historia pedroñera (137) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (162) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (52) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (2) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (14) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (3) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (45) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (56) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (9) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

martes, 17 de marzo de 2015

"Paréntesis", artículo de Luis Pérez González para la revista Ceres (diciembre de 1957)


Este es el tercer artículo que publicamos por aquí del pedroñero Luis Pérez González. En entregas anteriores, por si estáis interesados, os dejamos los titulados "La agricultura y su industrialización científica" (leedlo AQUÍ) y "Deserción ante la agricultura" (por AQUÍ). Este que publicamos hoy se vio publicado en el número 258 de Ceres (Madrid, 1 de diciembre de 1957). Se titula "Paréntesis" y es especialmente entrañable. Lo transcribo completo para que lo degustéis con mayor placer.


El artículo:

Paréntesis

Por LUIS PÉREZ GONZÁLEZ

Cuando escribo estas líneas ya quedan finalizados las faenas de la recolección. Como si hubiéramos permanecido bajo los efectos de un espejismo, hoy contemplamos la eras completamente desiertas de todo vestigio que pudiera dar señal de su pasada ostentación.

Allí donde solo hace unos días admirábamos una extensa ciudad de mies y grano, con sus revueltas calles de doradas edificaciones, sus largas y alineadas colinas de producto en bruto y sus montañas de paja en sus más diversas figuras geométricas, hoy nuestros ojos no ven otra cosa que la arcillosa y macilenta faz de lo que fue asiento de aquella gran ciudad y escenario de afanes y rebullir laborioso.

Todo terminó. Y es este paréntesis, que para la vida del campo constituye el mes de septiembre, el respiro del agro al agobio del trabajo y un alivio a sus desvelos. Es, en fin, el resumen de todo un año de lucha por la existencia sintetizado en el placer de contemplar pedazos de aquella desaparecida ciudad convertidos en precioso tesoro, cual metamorfosis prodigiosa.

Septiembre lo es todo para el hombre de la tierra. Es para su persona regazo materno, capaz de sentir sus penas y alegrías. Dándole cuanto tiene. Es para él la dulce y amorosa esposa que la acompaña en su vida de asueto y alegría de fiesta.

Porque en el orden del tiempo es la tregua, entre faena y faena, como remanso entre vertientes impetuosas, es septiembre el mes de las fiestas. Asueto y jolgorio y alegría bullanguera en el sencillo y noble sentir de la vida del campo.

Así es su vida: austera y laboriosa. No menos dura y cruel por su sencillez y laboriosidad, pero también dulce y apacible en el seno de este paréntesis de tregua rural.




ÁCS

No hay comentarios:

Publicar un comentario