Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (13) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (74) Historia pedroñera (139) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (165) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (53) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (18) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (4) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (16) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (45) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (7) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (10) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (9) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

domingo, 12 de octubre de 2014

Un microrrelato pedroñero: "El tiempo de la guerra"



El tiempo de la guerra


CUANDO aquello de la guerra civil –recuerdan los viejos del lugar–, fue bombardeado el vecino pueblo de El Provencio. En la noche de aquel día doloroso, las gentes de Pedroñeras huyeron al campo para pasarla allí, amparados paradójicamente por el raso del cielo abierto y estrellado. Durante el tiempo duro, eterno y mágico de esa noche extraña y extensa, el pueblo quedó vacío, desamparado. El silencio ocupó el interior de las casas y el viento corrió libertino por las calles oscuras, desiertas. Algunos perros deambulaban con rumbo incierto por las calles de tierra. Esa ausencia imprevista lo había convertido en un pueblo fantasma que, desde una lejanía relativa, era observado por sus habitantes insomnes y temblorosos. Como ese pueblo abandonado a la fuerza, que espera las aguas injustas de un nuevo pantano, así se quedó Pedroñeras, inerme y solo, vulnerable a las bombas que, al final, no cayeron. Parecía como si el tiempo, silente, se hubiese parado. El reloj del ayuntamiento, sin embargo, siguió dando la hora para nadie.


ÁCS

No hay comentarios:

Publicar un comentario