Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (54) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (3) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (17) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (77) Historia pedroñera (141) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (180) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (28) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (6) Naturaleza en Pedroñeras (3) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (17) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (48) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (5) Virgen de la Cuesta (6)

viernes, 24 de octubre de 2014

Pedroñeros en la Guerra de África (Desastre de Annual): Saturio Araque, Aparicio Castellanos y Cecilio Monedero

Fotografía de Saturio Araque Lorente


Algo lejanos quedaban ya los recuerdos de la Guerra de África o Primera Guerra de Marruecos, allá por los años de 1859 y 1860 (cuatro meses duró), desarrollada también en el Rif marroquí. De esta guerra, mi abuelo Antonio Carrasco Asensio conocía un largo romance que gustaba cantarlo mientras la familia faenaba en labores diversas, casi siempre en el campo. De él pude recoger los fragmentos que aún conservaban mi padre y mis tías en la memoria y de ello di cuenta en el Cancionero popular de la Mancha conquense. No sé si a esa primera guerra africana acudirían soldados procedentes de Las Pedroñeras. Casi seguro que fuera así, pero es algo que se queda por investigar: no alcanza la memoria viva del pueblo a esclarecer tal circunstancia.


Pero centrémonos. En 1911 Francia cedía a España el 5% del territorio de Marruecos, el norte del país, conocido como el Rif. Ahí (casi) empezó todo, con la fundación del llamado Protectorado de Marruecos. No nos estuvo en perlas, desde luego, pues desde ese momento los encuentros bélicos con los rifeños fueron casi continuos. Y muy reciente permanecía en la memoria el desastre con derrota de las tropas españolas en el Barranco del Lobo (27 de julio de 1909). La gente cantaba:

En el Barranco del Lobo
hay una fuente que mana
sangre de los españoles
que murieron por la patria.

O esto otro:

En el cerro Gurugú
ha nacido una amapola
con un letrero que dice:
"¡Viva la sangre española!"


Aparicio Castellanos Martínez

En una nota publicada en El Imparcial (jueves, 18 de enero de 1912), el periodista se refería a un tal Aparicio Castellanos de Las Pedroñeras, soldado allí establecido (en 1911 se había llevado a cabo la toma de Larache). Esto pudo leerse en el periódico:

Al regresar a Melilla recibo 35 cartas de la Península, en que se me pregunta por mucho soldados. En una de ellas, de Pedroñeras (Cuenca), firmada por Lucas Castellanos, se me encarga que averigüe si Aparicio Castellanos, hijo del firmante y perteneciente al tercer batallón, tercera compañía del regimiento de Melilla, está vivo o muerto. Siento que mi respuesta no pueda ser completamente satisfactoria. Este soldado es uno de los prisioneros de la jarka, y está herido.

Leo también en el periódico La Región (14 de febrero de 1912) la noticia que quizá aclare este asunto:

Nuestros prisioneros visten traje de faena con capote, El cantinero, pantalón de pana, blusa y gorrilla. El aspecto de todos es bueno, salvo el de Roque Garrido y Garrido, que tiene sin cicatrizar la herida del vientre, una de las tres que recibió. Sus nombres y circunstancias son: [...] Aparicio Castellanos Martínez, natural de Pedroñeras (Cuenca); lleva doce años de servicio.


Pero la batalla más cruenta tenía lugar en 1921. La derrota española fue conocida como el Desastre de Annual. Allí combatieron algunos pedroñeros: unos volvieron a su tierra con vida y otros dejaron su alma en esa batalla de la Guerra del Rif a manos de las tropas rifeñas comandadas por Abd el-Krim. La derrota se saldó con 13.363 muertos, 10.973 de ellos españoles según las fuentes del informe Picasso.

En ella murieron nuestros paisanos Fermín Mota Granados(del que hablaré en otra ocasión) y Miguel García Ojero (según me dicen, en un tren que descarriló). Tanto Fermín Mota como Miguel García dan nombre actualmente a calles de nuestro pueblo.

Hubo otros que no sé si murieron o no: Jesús Hortelano, Antonio Castillo "Antoñico"Segundo, Alejandro Araque Escudero... Seguro que podréis añadir otros nombres que yo desconozco. Es casi seguro que no murieron pues no hay calles que los recuerden.

Regresaron con vida, según se recuerda, Saturio (Domingo) Araque Lorente, Cecilio Monedero "Casca" (ambos regresaron juntos) y Marcial Osa "el Chato". No sé si hubo alguno más.


Monumento conquense (1926) a los soldados 
de nuestra provincia que murieron en África.


Saturio Araque Lorente:

Paz Araque, la hija de Saturio, a la que agradecemos la información de primera mano, me cuenta lo que se recordaba en su casa sobre su regreso. Saturio -que es quien aparece en la fotografía que encabeza este artículo- marchó allí en 1921 a hacer la mili y fue uno de los españoles que lucharon en esa cruenta batalla del Desastre de Annual. Tras él, los rifeños lo cogieron prisionero, como a otros muchos, y no fue hasta 1923 cuando lo pusieron en libertad habiendo sufrido allí lo indecible.

Su nombre aparece en la relación de prisioneros publicada el 7 de enero de 1922 en el periódico La Época, listado que también puede consultarse en La Correspondencia Española, otro periódico de aquellos años, del día 9 de enero. Un año después, en el periódico El Globo (del día 31 de enero) el mismo Saturio aparece en el listado que allí se publica sobre los cautivos rescatados. Es uno de los que aparecen en esta fotografía que me pasa la familia.




Antes de embarcar para la Península, Saturio pasó un mes en el hospital de Melilla, recuperándose, y, según cuenta su hija Paz, decía que nunca le había faltado un vaso de leche en la mesita.

El día de San Julián de 1923, el 28 de enero, Saturio y el resto fueron liberados (esta fecha se convirtió en una especie de nuevo nacimiento; Saturio siempre decía que cumplía los años dos veces). Un mes más tarde aproximadamente, llegaba en tren hasta Socuéllamos y hasta allí fue la familia a recogerlo en un carro. La gente, toda la población, salió a recibirlo hasta la Puente Campos, desde donde vino acompañado hasta llegar al Lugar. La novia que aquí había dejado ya estaba con otro. Ya en el pueblo, se celebró una misa en su honor, con una iglesia abarrotada. Fue un día señalado en la historia de Pedroñeras. Una copla que aún se recuerda en el pueblo decía:

En mi vida he visto yo
en la iglesia tanta gente
que hasta en los confesionarios
se subían los chiquetes.

Tras su marcha a Marruecos, su familia dejó de saber de él, pero al parecer, fue "Casca", otro de los paisanos que acudieron a la guerra, quien divulgó el rumor de que había muerto pues había visto él mismo su cuerpo tendido a sus pies. Seguro que fue un error, aunque no sé cómo pudo difundir esto cuando es seguro que Cecilio Monedero "Casca" regresó con Saturio a Pedroñeras no sé si exactamente el mismo día. Es cuestión que cabe aclarar por quien pueda hacerlo.

Me contaba mi abuela Victoriana Pérez Cabeza que la madre de Saturio escuchó de los copleros que venían por el pueblo el romance que hablaba así de él:

He aquí un episodio
de un soldado de la Mancha.
Natural de Pedroñeras,
este soldado se llama
Saturio Araque Lorente...

Al llegar a este punto, su madre cayó al suelo desmayada, según narraba mi abuela.

Una vez que José Luis Castillo Araque me ha pasado el romance completo, que la familia guardaba, le dedicaré luego otra entrada para que podáis leerlo íntegramente.


Sobre Cecilio Monedero "Casca" o "Cascarilla"

En el periódico conquense El Centro, en un número de marzo de 1923, se da cuenta de la llegada al pueblo de los dos prisioneros pedroñeros liberados, centrándose en Cecilio "Casca", al que apellida por error evidente "Madero" (sería Monedero imagino). El artículo daba cuenta con estas palabra de las vicisitudes y anécdotas que rodearon su cautiverio, de su valor y arrojo.

            De la diócesis.
            Pedroñeras. Hace días llegaron a este su pueblo natal dos prisioneros de Melilla. Uno de ellos llamado, Cecilio Madero [ha de ser “Monedero”], ha dado pruebas de gran valor y temple militar, habiendo logrado fugarse dos veces del poder de los moros; una de ellas por una ventana y la otra de un aljibe donde lo tenían encerrado y desnudo, logrando llegar así a la plaza de Melilla amparado por la obscuridad de la noche.
            Casi siempre ha ido en las avanzadas y en otros lugares de gran peligro, viéndose obligado a veces a pasar por entre una verdadera lluvia de balas, pero saliendo siempre ileso.
            Él lo atribuye a un favor de Jesús Nazareno, a quien siempre invocaba con gran fe en todos estos ¿?, por cuya razón el día 28 del pasado se celebró a sus expensas una gran función en acción de gracias, a la cual ha asistido todo el pueblo en masa.
            ¡Viva España! ¡Viva la Religión!

Seguro que entre los lectores hay quienes podéis ampliar estos datos. Estaremos al tanto de vuestros comentarios.

Las dos fotos de época de este artículo han sido facilitadas por José Luis Castillo Araque (gracias, chatungo).

©Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario