Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (16) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (140) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (171) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (22) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (46) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

viernes, 12 de abril de 2013

Calderón de La Sepultura en Las Pedroñeras


Designamos por estos lares con la palabra calderón al hueco horadado en una piedra, risco o zona pedregosa que retiene el agua de lluvia y permite servir de bebedero a los animales. Los hay de una gran capacidad junto a otros de menor tamaño; algunos son naturales y otros artificiales. En nuestro término podemos señalar algunos significativos, sobre todo en la mitad norte del mismo, que es la pedregosa y quebrada, pues la sur tiende a ser llana, más manchega. 


De entre estos calderones hay un par de ellos en la llamada Loma de Sepultura que los creo interesantes, más aún en época de lluvia como lo es esta de la que no salimos. Como digo, en esa loma podemos visitar dos calderones. Uno de ellos es redondo, precioso, con un diámetro de metro y medio más o menos, pero una grieta abierta en uno de sus lados hace que ya el agua se retenga en él a duras penas pues se fuga hacia la profundidades por ese resquicio. 


Calderon en la loma de la Sepoltura

El otro tiene forma alargada, a modo de pequeña fosa, y es el que da nombre a la loma, de la Sepultura o, más bien (al modo antiguo, la Sepoltura). Aconsejo ir a visitarlos. Vale la pena descubrirlos ahí en la ladera de ese pequeño cerro alargado. 

Cómo llegar: 

Es fácil siempre y cuando atinemos con el camino correcto y no nos dejemos llevar por el instinto, sino por las indicaciones que aquí os doy. Dos son los caminos que nos pueden llevar hasta La Sepoltura.

Opción A:

Hay que tomar la vereda hacia el norte desde la carretera de La Alberca. Cruzaremos primero el llamado carril de la Sarteneja y a continuación ya vemos cómo cruza hacia la derecha (dirección noreste) el carril de la Piedras Blancas. Es este hacia el que tendremos que desviarnos, y no lo dejaremos hasta que yo os diga. 

Mirad, si seguimos por este camino antiguo, cruzaremos el que va de El Pedernoso a La Alberca primero, y más adelante el que lleva de Belmonte a San Clemente. Seguimos hacia delante dejando esos cruces en el camino. Nosotros continuaremos hacia el norte, en dirección a la llamada fuente de la Señora pues es más o menos allí donde el nuestro finaliza. 

Dejaremos (para que os sirva de referencia) el llamado chozo de la Bisnieves a la izquierda y un poco más arriba, justo antes de llegar a otro camino que se nos cruza, llamado antiguamente senda del Tornajuelo (que lleva al pozo Morillo) veremos al lado izquierdo del camino, el nuestro, una lomeja junto a unas olivas. Ahí paramos el vehículo. Nos bajamos, cruzamos una tierra en blanco (creo que ya no está de viña) y, ya en la loma, los encontraremos, ambos calderones, sin esfuerzo. Más aún, como digo, en estas fechas de lluvia, pues el agua acumulada en los calderones nos indicarán los puntos que andamos buscando.

Opción B:

La otra opción, también buena y quizá más sencilla, es coger la vereda hasta el camino que se desvía a la derecha hacia la casa Ginche (es el camino del Tornajuelo), que está más allá de los Riscos. Un vez que tomamos tal desviación la seguimos hasta pasar la casa indicada. A la derecha nos va a salir primero un camino a la derecha (es la Senda Garnosa). Seguimos sin tomarla. Un poquito más adelante nos sale otro también a la derecha. Es el Carril de las Piedras Blancas y será el que tenemos que coger. A unos 50 metros está la lomeja con los dos calderones, a la derecha del camino.

[Si tuvieseis alguna duda, ahí tenéis el cuadro de comentarios para preguntar, que luego fastidia mucho volverse sin haber encontrado el destino que teníamos como objetivo].



 La Sepoltura con agua

 [Extraído de mi libro inédito Mapa de Las Pedroñeras (toponimia histórica comentada)].

 ©Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario