Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (54) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (3) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (17) Folclore (2) Folclore infantil (30) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (77) Historia pedroñera (141) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (180) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (28) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (6) Naturaleza en Pedroñeras (3) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (17) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (48) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (3) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (5) Virgen de la Cuesta (6)

domingo, 26 de abril de 2015

Más sobre campos y paisajes de Pedroñeras: Un poema a propósito




por Fabián Castillo Molina




El pasado 23 de abril se celebraba el día del libro, y en el grupo de Facebook “No eres de Perdroñeras si…” más de uno de sus asociados hablaba bien de la terapia que suponen los libros y la lectura, además de otras propiedades terapéuticas. Pensé entonces en lo que podría ser una especie de regalo relacionado con los libros, para los seguidores de este grupo: una parte de un libro hecho con el mayor cariño al pueblo, a las raíces que le vieron nacer al que lo escribió. 


Pensé: puesto que la entrada del pasado sábado tuvo más de doscientas visitas, de gente que le gusta y quiere ver y oír lo que se dice de su pueblo, y puesto también que el título era "Campos y paisajes de Pedroñeras", y además de una mínima parte de sus paisajes y sus campos, la entrada incluía unos versos de John Lennon, que bien merecen aprenderse de memoria por suponer un mensaje tan hermoso; y atendiendo también al hecho de que el título citado, "Campos y paisajes de Pedroñeras", es el que puse en su día a un trabajo preparado para la que fue última Fiesta del Pozo Nuevo, trabajo que leí en público en 1995, hará pronto 20 años, y que tuvo una hermosa acogida y me motivó suficiente para preparar otro, mucho más complejo y profundo, relacionado con Pedroñeras, pero también cargado de emoción y cariño al pueblo y a sus gentes.

Ese trabajo preparado a lo largo de casi un año, luego al fin, no pudo ser leído puesto que ya no hubo fiesta. Esto supuso una especie de frustración que más tarde, varios años después, dio lugar a pensar en unirlo al primero y convertirlo en libro, que finalmente supuso una de las experiencias más emotivas e impensables que yo he vivido, por diversas razones.

Por tanto, hoy he decidido traer aquí, aunque solo sea fragmentos esenciales de ese trabajo y regalarlos a quien quiera leerlos. Por todo lo anterior, y sin más, aquí van esas combinaciones de palabras y fotos de la primera parte del libro titulado Al pueblo, que fue publicado y presentado en Las Pedroñeras en septiembre de 2001 y que sigue estando a vuestra disposición.

CAMPOS Y PAISAJES DE PEDROÑERAS

Lagunas, pozos y cerros caminos, 
vados y puentes casas, casillas, 
corrales chozos, pedrizas, vertientes… 
Vecinos de Pedroñeras: 
Hoy daremos un repaso 
a nuestros campos y gentes.
Y como homenaje al pozo 
que dio nombre a un barrio entero 
y a través de sus corrientes… 
vamos a comunicarnos 
con otros pozos y aguas 
tantas veces hechas fuentes. 

Pozo Nuevo Pozo Duz, 
y Pozo de la Comadre. 
Pozarrón, Pozo Pablico, 
Pocillos. Pozo Juncares… 

Pozos que vieron las manos, 
garruchas, cubos y sogas. 
Aguas claras y fresquitas 
pa´refrescar las memorias. 
 Aguas que se comunican 
con la Laguna El Taray, 
con la de la Celadilla, 
con la Laguna el Huevero 
y con las de la venía 
 del Camino La Veguilla. 



Lagunas que hemos usao 
de baños en el verano 
para mojarnos los pies, 
para lavarnos las manos. 
 Lagunas llenas de vida 
con cienos medicinales. 
Con muchos patos y ranas 
y con grandes carrizales. 

Mas dejemos las lagunas. 
Vayamos a los molinos. 
A esos molinos de grano 
que estaban junto a los ríos. 
Llevad vuestro pensamiento 
a los molinos al vuelo. 
Al Molino de Las Monjas, 
al del Moral, al Ituelo. 
 Escuchad cantar el agua 
y cómo mueve las aspas 
del Molino del Castillo 
y cómo gira la piedra 
y sale harina del trigo. 
Fijaos en esa hiedra 
de la piedra del cadejo 
y en el lastón verde y viejo 
de la ribera del río 
del Molino del Concejo. 

Y la Fuente de la Parra 
en esos días chispeando 
y con el cielo plomizo. 
Carril de las piedras blancas 
Fuente de Galindo y Záncara 
con suelo resbaladizo. 
 Y los cerrojos y acequias 
el buen servicio que hacen 
para lavar el caldero, 
pa´beber los animales 
o para al cruzar el vado 
y mojar los calcañares… 


Visto ya que en nuestro término 
no escaseaban las aguas, 
ahora un poco por encima 
repasaremos las casas. 
Desde las más importantes 
a los chozos más humildes 
o a las casejas de huerta 
como la Casilla de Balas 
 Miravillas. El Recreo. 
Sebastián. Casa del Cristo. 
Boleadores. La vereda. 
Y entre viñedos y pinos 
mirándolos San Isidro… 
Y ese chozo tan hermoso 
que tan buen servicio hizo: 
El chozo de Navarrete, 
o El chozo del Quiebraizo. 
¿Quién podía imaginar 
que techos tan pobrecicos 
y tan insignificantes 
quedarían en el recuerdo 
 como castillos gigantes?… 



Fijaos en esa aldea: 
Sábanas tendías al viento. 
Gallinas picoteando, 
y la hacina de sarmientos. 
 Mirad qué bando palomas 
aterrizando en La Isilla, 
y qué conejos y liebres 
por medio de La Veguilla. 
Y perdigones corriendo 
 por la Cuesta Palomino 
y ese grupo codornices 
que está cruzando el camino… 

El río Záncara cangrejos, 
El Fabián huevos y miel. 
La Casa el Sol buenos quesos 
y los vinos de La Mancha 
lo mejor para beber. 
¿Habéis visto las cerezas 
de La Huerta la Ratona, 
y el borrico uncío en la noria 
chorreando los alcabuces 
llenándose la bombona? 

¿Y las frondosas higueras 
libres en lindes silvestres 
en El Barranco del Bu, 
en La Cañá de los Peces? 
¡Los chopos de Las Hoyuelas 
con el viento cimbreándose! 
¡Las nogueras de Pelayo 
en el Camino las Huertas 
con las nueces madurándose! 
 ¿Y la Huerta de Gandú 
pegau a lo de Palizas? 
¡Qué hermosura de patatas! 
¡Qué pepinos! ¡Qué hortalizas! 
¿Y la Rocha de los Pozos 
sembrada de girasoles? 
¿Y toda La Tobosilla 
roja viva de anapoles? 
 ¿Y los aspersores vivos 
echando agua como escarcha 
en la Huerta de Zapata 
regando el campo de alfalfa? 
¿Y esos cerretes preciosos 
con los almendros en flor 
y entre medias olivares? 
¡Ahí está El Cerro Ratón! 

Plantas que crecen al sol 
entre frutales y siembra 
sin que nadie las plantara 
y que llaman malas hierbas. 
Peña Parda de cardonchas 
Los Marines de uña en gato 
La Cerca, lapa y abrojos, 
donde teníamos el hato. 
Ajares plagaos de cardos 
que necesitan escarda. 
Por las vegas de La Hoya, 
los llanos de Navablanca 
o la Casa La Giralda. 
Grandes campos de ballueca 
al lao mijo rileando 
y matas de cabezuela 
pa´balear en allegando. 

Y trabajos bajo el sol 
en cuadrillas, vigilados. 
Recordad alguna vez 
esos días espalotando; 
levantarse a tomar aire, 
y darte igual lo que ves, 
Las Lagunas, El Navazo 
La Hoya Galán o El Andrés. 
Luego ved esas criaturas 
hartas ya de trabajar 
pedaleando en bicicleta 
camino de su lugar 
desde El Cuarto hasta El Pilar… 
sin haber comío caliente 
y traen ganas de cantar… 



Cenizos y cardos blancos 
y los jarales en flor. 
Por El Cerro de la Pila, 
por El Cerrete Charcón, 
por La Cueva de la Arena 
y por El Cerro Monjón. 
 ¿Y quién no ha visto las ovejas 
en plena siesta de agosto, 
debajo de una carrasca 
allá en mitad del rastrojo? 
La borrica el Garrotero 
la de la oreja partía 
y n´el aguarón el cordero 
de la oveja malparía… 

Y en El Cerro Perdigón 
la cuadrilla de Perona
 moscas, tábanos, langostas 
sobrevolando la lomas. 



Vivir los amaneceres, 
por agua a La Marañosa. Agua cristalina y pura 
y más fresca que una rosa… 
Y después de la vendimia… 
azafranales. Escarcha. 
Rojo. Amarillo. Morado. 
Colores que están presentes 
en las tierras de La Mancha 



Y esos azules celestes 
y rastrojeras ardiendo 
para sembrar campos de ajos 
cuando lo permita el tiempo. 

Ya en invierno, 
haciendo surcos con hielo, 
las zarpas en las abarcas 
y con rebaba poniendo.
El monte de La Saleta. 
Destral partiendo tocones. 
Y castillás de pedorras 
y barro en los corvejones. 
 ¿Y cómo había de olvidarme 
de esos nevazos de enero? 
Desde La Casa Perea 
pasando por la del Cura 
o La Cuesta el Aceitero,
tos los campos hechos uno 
más blancos que los luceros… 

Y ya cerrando el repaso 
después de este recorrido 
filtrándose tantas aguas 
hasta las del aguacero 
que bajó por el camino, 
 mezclándose bajo tierra 
con las de lagos y pozos 
con las de acequias y ríos... 
He vuelto donde empecé. 
Y digo: ¡Viva mi pueblo!
 ¡y todo lo que hay en él!

©Fabián Castillo Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario