Etiquetas

Adivinanzas (1) Ajos (53) Anécdotas (1) Antropología médica (2) Arqueología (1) Artículos en otros medios (4) Artículos en Pedroñeras 30 Días (71) Aviador Laureado Félix Martínez (7) Basura Espacial (9) Belmonte - por Miguel Ángel Vellisco (120) Bodegas antiguas (1) Calendarios (1) CALLEJERO (14) Cancionero (56) Carlos Martínez Rubio (1) Censo - Población (20) Chozos (3) Creencias pedroñeras (2) Cuentos y chascarrillos (4) Curiosidades (29) El rincón de Teresa (20) Entrevistas (11) Fiestas (16) Folclore (2) Folclore infantil (29) Fósiles en Pedroñeras (1) Foto semanal (11) Fotografías y postales (49) Fotos del Lugar (6) Guerra Civil (10) Habla pedroñera (76) Historia pedroñera (140) Huertas pedroñeras (6) I.E.S. Fray Luis de León (6) Iglesias y ermitas de nuestro pueblo (10) Instituto (1) Inundaciones en Las Pedroñeras (7) Julián Escudero Picazo. (10) La sección de Fabián (171) Libros (1) Libros de las fiestas (6) Libros sobre Pedroñeras (54) Literatura sobre Pedroñeras (36) Lugares emblemáticos (1) Mapas (3) Mata Hermosa (3) Medicina popular (1) Memorias (22) Microrrelatos (9) Miscelánea (8) Mojones (3) Molinos (1) Motes de Pedroñeras (10) Museo del labrador (10) Naturaleza de nuestra Mancha (5) Naturaleza en Pedroñeras (2) Neruda (1) Noticias Pedroñeras (17) Origen del nombre de Pedroñeras (3) Paisajes pedroñeros (1) Palabra de Saturio (5) Patrimonio pedroñero (16) Pedroñeras fuera del pueblo (1) Personajes famosos (33) Platos típicos (2) Pluviometría de Pedroñeras (46) Pregón de las fiestas (2) Pregones (1) Prensa histórica-Noticias históricas (57) Prensa y revistas (3) Promoción (1) Quinta 69 (2) Quintas (2) Recetas pedroñeras (4) Refranes con ajo (1) Relaciones de Felipe II (1575) (8) Relatos (2) Reportajes fotográficos (8) Riada del 2009 (1) Rutas pedroñeras (1) Santiaguillo (4) Tesis Mª Pilar Martín Alonso (11) Toponimia (71) Usos y costumbres pedroñeras (14) Varios (10) Viajecetes (3) Vídeos (2) Virgen de la Cuesta (6)

martes, 2 de diciembre de 2014

El libro del ajo: Jardín de curiosidades y unos pocos refranes



No sé por qué razón siempre me gustó, ya desde mi época de estudiante por Madrid, recoger cosas sobre nuestro pueblo. Me recuerdo en la fabulosa biblioteca de la Universidad de Comillas fotocopiando entradas sobre Pedroñeras en los variados diccionarios geográficos que albergaba. Y fotocopiando también cosas sobre el ajo. El ajo y Pedroñeras eran temática que, por afición, me tenían entretenido aparte de mis estudios allá por los Madriles en aquella época de juventud algo grisácea y nebulosa. No recuerdo esa misma afición en mis amigos, ni tan siquiera un determinado interés, no al menos hasta el punto de desear dedicarle una charla, menos aún un estudio o una somera investigación. Se ve que yo era el friki, el rarito, aunque uno tendía a pensar, sin fundamento, que lo extraño era que el pueblo de uno, su historia, su folclore, su habla... no fuera materia "de interés general" para un paisano. Raro que uno sigue siendo.


Los primeros apuntes sobre lo que luego fue libro, el del ajo, nacieron entonces, en aquella época lejana que en el recuerdo sigue deambulando a tientas, como un anciano entre la bruma. Fue de hecho un libro que nació sin querer. Fui anotando refranes, curiosidades, su historia, subrayaba párrafos en los que aparecía mencionado en las novelas que iba leyendo o en cualquier papelote impreso que caía en mis manos, y como consecuencias de ello empecé a investigar sobre el origen de su cultivo en Pedroñeras y a preguntar sobre las faenas tradicionales, hasta que, al fin, tenía tanto material que pensé que podría interesar a alguien una vez clasificado.

De modo que tras haber sido estructurado, ilustrado y prologado, y corregido una y otra vez, lo llevé afeitado y alifado a ADI El Záncara y les gustó el proyecto y la idea de publicarlo. Ya tenía portada, esa imagen convertida en un naipe; ese as de ajos sería la que presidiría el libro. Todas las horas empleadas en su confección cobraban forma: Jardín de curiosidades sobre el ajo. Un título general al que se le añadía lo de "El refranero del ajo" (pues ese apartado ocupaba, si no el grueso, sí una buena parte del trab-ajo) y lo de "El ajo en la comarca de Las Pedroñeras" (que de alguna manera amparaba o justificaba su publicación por la mancomunidad del Záncara). 

En fin, el libro salió, se presentó en el auditorio, yo me quedé con una parte proporcional y se distribuyó entre los pueblos que formaban parte de la asociación. Todavía conservo algunos ejemplares, que suelo regalar, ya lo sabéis. Recuerdo que le envié un ejemplar a un compañero de clase que hoy trabaja en el CSIC y me dijo laudatoriamente que si ese libro se ponía en un palé repleto en Fnac o la Casa del Libro se lo llevarían como churros. No fue el caso, claro. Tampoco se pretendía tamaño despropósito. Uno peca de ínfulas más bien limitadas.

Sirva este pequeña y rápida introducción para otros artículos en los que iré dando cuenta de esos refranes que en un número superior a 250 andan recogidos en el librito. Supongo que habrá a quien le interese. Lo mismo también me equivoco esta vez.

ÁCS

No hay comentarios:

Publicar un comentario